100 % Freelance: la aventura de dejar tu trabajo

100 % Freenlace: la aventura de dejar tu trabajo

El 23 de abril del a√Īo 2019 tom√© la decisi√≥n de lanzar Copymelo.

Despu√©s de mucho tiempo (varios a√Īos) d√°ndole vueltas a tratar de ganarme la vida por mi cuenta, me atrev√≠ a intentarlo.

Por aquel entonces ten√≠a un plan muy poco ambicioso. Mi objetivo era convertirlo en una fuente de ingresos en menos de 2 a√Īos.

Al final lo logré en menos de uno porque se dieron una serie de circunstancias muy positivas.

Sin embargo, detr√°s de todo ello hay una historia muy grande.

¬ŅCu√°l es la historia que precede a mi aventura con Copymelo?

Antes de lanzarme con Copymelo ya había probado a tratar de levantar proyectos.

Desde hac√≠a muchos a√Īos administraba un proyecto literario que, por desgracia, no hab√≠a conseguido monetizar.

Me daba solo unos 100 euros al mes y la cantidad de horas que le ofrecía no eran proporcionadas.

Así que llegó el día en el que quise cambiar.

Llevaba muchos a√Īos trabajando como copywriter para otras empresas y me dije: si puedo ofrecerles un gran servicio a ellas, ¬Ņpor qu√© no trato de mont√°rmelo por mi cuenta?

Y así fue como surgió Copymelo.

Apostar 100 % por Copymelo fue muy complicado

A veces tienes una sensación en el cuerpo que te dice que ha llegado el momento. Pero claro, de ahí a ser lo suficiente valiente para lanzarte a la piscina hay un trecho.

Sin embargo, con la crisis del coronavirus todo encajó en mi cabeza.

Después de casi un mes trabajando en casa con la cuarentena en mi mente empezó a aparecer la idea de no quiero volver a la oficina.

Y ese fue el catalizador que necesité para dar un salto hacia delante.

Un mes de cambios que me hicieron crecer de manera profesional

De un mes para otro no tenía red y esto hace que te pongas las pilas como nunca lo has hecho.

Hasta unos días antes, si yo no tenía clientes por mi cuenta no pasaba nada. Lo recuperaba todo con el trabajo por cuenta ajena.

Pero todo eso se acabó. Ya no valía. Ahora si no tenía clientes no podía comer. Y eso hace que te vengas arriba.

Desde entonces trabajo como nunca, pero también motivado como jamás lo he hecho. Valoro mucho más lo que hago y trato de encontrar una manera de ser más eficiente.

Quería contártelo y poder volver a este texto cuando lo necesite.